Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Ligado al estudio de mapas

Pablo_mundo«No llevo la cuenta», comenta con naturalidad este ingeniero técnico en Topografía por la Universidad de Oviedo e Ingeniero en Geodesia y Cartografía en el campus de la Universidad de Salamanca (USAL) en Ávila. Tras conseguir ambas titulacionesfue galardonado con los Premios Nacionales final de carrera, al obtener la mayor calificación en su expediente académico.

En la actualidad es investigador Postdoctoral de la USAL y miembro del grupo de investigador TIDOP (Tecnologías de la Información para la Digitalización 3D de Objetos Complejos), de la misma institución académica.

Vinculado en su etapa predoctoral a la USAL como becario, en 2011 se doctoró con la tesis titulada ‘Automatización en el procesamiento de datos adquiridos mediante láser escáner 3D’, reconocida con el premio extraordinario de doctorado.

Desde entonces, ha sido invitado por diversos centros nacionales e internacionales para realizar estancias de investigación. Entre ellas sobresale la estancia Postdoctoral en el instituto FBK (Bruno Kessler Foundation) en Trento (Italia), donde tuvo la oportunidad de participar en el proyecto Europeo VAT para la valorización de los elementos patrimoniales de la primera guerra mundial.

Coautor de una treintena de artículos en revistas internacionales, Rodríguez González ha participado en una veintena de conferencias en el extranjero y en quince proyectos de investigación competitivos. Ahora está inmerso en una línea de investigación para el desarrollo de una metodología para la «hibridación de imágenes procedentes de cámaras visibles y termográficas». Este método permitirá la generación automática de modelo 3D termográficos, facilitando «la interpretación termográfica y el diagnóstico de fallos y puentes térmicos».

Igualmente, participa en el proyecto europeo CHT2 (Cultural Heritage Through Time), en el que participan instituciones de Inglaterra, Italia y Polonia.

Este joven investigador asturiano llegó a Ávila con la intención de seguir formándose para vincular su formación al ámbito de la docencia. Previamente, había cursado sus estudios básicos en Mieres, donde también obtuvo el título de ingeniero técnico en Topogafía en el Campus que la Universidad de Oviedo tiene en su localidad natal.

Aunque lo lógico es que se hubiera convertido en ingeniero técnico de minas, finalmente se decantó por la Geodesia y la Cartografía. «Me llamaba», reconoce, después de recordar que atendiendo a sus antecedentes familiares, su formación podría haber estado vinculada a la minería, ya que procede de familia minera: «Mi hermano, mi padre, mi abuelo, mi tatarabuelo…». Todos ellos son o fueron mineros, pero a él «siempre» le llamó «la cartografía» y la docencia, aunque después descubrió el mundo de la investigación al que está ‘enganchado’.

En el ámbito universitario lleva a cabo una intensa transferencia tecnológica comoinventor de ocho patentes en los ámbitos de la Ingeniería Forense, Fotogramétrica e Industrial.

La institución más prestigiosa en el campo de la geomática, la fotogrametría y la teledetección (ISPRS) le concedió un premio por desarrollar un software fotogramétrico educacional en 2012. Un trabajo que ha continuado con el apoyo de la ISPRS, así como con la colaboración de la Universidad de Bolonia y el FBK, cristalizando en el software GRAPHOS, cuyo resultado será presentado en el congreso de Praga. Se trata de «ayudar a los usuarios a reconstruir objetos en 3D a partir de fotografías de forma sencilla e intuitiva».

En el futuro, su intención es continuar su carrera docente, a ser posible en España y más concretamente en Ávila, para contribuir a «potenciar» el campus que la USAL tiene en la capital.

Noticia publicada el 18/07/2016